El nuevo Real Decreto-ley 24/2021 incluye que «la negativa a aceptar el pago en efectivo como medio de pago dentro de los límites establecidos por la normativa tributaria y de prevención y lucha contra el fraude fiscal» es una infracción en materia de defensa de los consumidores y usuarios.

Esta nueva medida aprobada por el Gobierno que incluye el real decreto-ley que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el 3 de noviembre implica la obligatoriedad de aceptar dinero en efectivo en cualquier establecimiento o la imposición de una sanción en el caso de incumplimiento.