Las deducciones fiscales llegan hasta un máximo del 60%

Estas ayudas directas quedan exentas de tributar en el IRPF