Resolver un contrato de alquiler de local de negocio por el impago de una mensualidad de renta durante el estado de alarma es abuso de derecho. Así lo ha declarado la Audiencia Provincial de Valladolid