La normativa lo permite siempre y cuando la otra persona tenga permiso de conducir en vigor y cumpla las condiciones de la póliza de seguro.

La DGT recomienda además al titular del coche que antes de dejarlo a otra persona, comunique esta circunstancia para que las sanciones de circulación vayan directamente a quien coge el coche. El trámite es gratuito rellenando el modelo de Declaración Responsable de Consentimiento como conductor habitual.

Deja una respuesta