Los gastos por relaciones públicas como almuerzos, promociones y regalos pueden ser deducidos del IMPUESTO DE SOCIEDADES.

Deja una respuesta