El Tribunal Supremo niega que el valor aplicable sea el catastral. Los contribuyentes afectados desgravarán más dinero en el IRPF. Y el valor de la adquisición será el tributado en Sucesiones y Donaciones.

Deja una respuesta