La sentencia declara que no se ha demostrado que la comunicación de datos personales relativos a puntos de penalización impuestos por infracciones de tráfico cumpla con el objetivo de mejorar la seguridad vial.

Deja una respuesta