Los ayuntamientos cobrarán un recargo del 25% del IBI por vivienda vacía, basándose en el consumo de luz y agua.

Deja una respuesta