El Tribunal Supremo ha establecido que, en la regulación vigente, no cabe imputar al consumidor o usuario el coste del cambio del contador del gas, ni siquiera en caso de que sea necesario sustituirlo por uno nuevo por haber sido manipulado

Deja una respuesta