Un propietario de una comunidad tiene alquilado el piso. El arrendatario no para de causar molestias en la comunidad, insultando a los propietarios, amenazando a las empresas que van a la finca, utilizando productos de limpieza para limpiar la escalera que están estropeando el suelo de la comunidad. Además, en su terraza está depositando todo tipo de materiales y basuras.

La comunidad se ha puesto en contacto con el propietario trasladándole todo esto, pero se niega a hacer nada porque el arrendatario paga el alquiler todos los meses puntualmente por lo que no quiere rescindirle el contrato de alquiler.

¿Qué puede la comunidad hacer frente a esto? ¿Debe actuar contra el inquilino o contra el propietario?